domingo, diciembre 31, 2006

las amistades peligrosas (1988, stephen frears)

Los vi y lo primero que pensé fue que eran un grupo extraño. Luego, conforme avanzaba la partida, deduje que se trataba de una versión cañí de "The Beatles" y ella era Yoko. No se le parecía prácticamente nada, pero estaba claro que era el elemento perturbador. La partida proseguía, bueno la segunda partida, de la primera no me enteré mucho, sólo que ganaron Yoko y Paul. La segunda fue parecida. Yoko y Paul (extraña pareja) volvieron a ganar a Ringo y John y a éste la forma que tuvo de celebrarlo Paul y su chica no le gustó demasiado. Quizás demasiados aspavientos. Probablemente exceso de felicidad. Tal vez dolor por el orgullo herido. No lo sé, pero lo cierto es que John se marchó, no dijo nada. Sólo se fue. En su regreso a casa, posiblemente pensó "I saw her standing there" o que fue "A hard day's night". El caso es que ahí se quedaron los 3. Yoko. Paul y el silencioso Ringo. Ellos sugerían que debía dejarlo. Ella se resistía. Son 3 años juntos. Poco a poco fue venciendo esa entereza y comenzó a contar algunas de sus penurias. Así estuvieron un buen rato. Supongo que a ella no le quedaba otro remedio. Les hizo oír aquello que querían escuchar. Que sería más Yoko que nunca. Se despidieron. Paul y Ringo se separaron satisfechos. Habían hecho la buena obra del día. Yoko también se marchó. Por su cabeza seguramente pasaron miles de imágenes. Nuevas y recientes. Antiguas y pasadas. Posiblemente, algunas tenían vivos colores y otras eran en tonos ocres. Puede ser que esas cosas bailaran en su mente y eso le hizo acelerar el paso, incluso correr para llegar al edificio Dakota. Con seguridad, John estaría allí esperándola. Despierto. Inquieto. Preocupado. Es muy probable que discutieran y que ambos gritaran "Help!" al mismo tiempo y ahí volverían a darse cuenta que son el uno para el otro.

Lo siento, Paul. Lo siento, Ringo. Pero Yoko, lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a hacer que os lleveis mal, que dijeseis lo peor de John. Pero él sigue siendo para ella. Y vosotros lo habéis perdido.


PD: Tal vez no fueran Yoko, ni John, ni Paul, ni Ringo. Pudiera ser que tuvieran nombres más comunes como Sandra o Luis o Fernando. Incluso pudiera ser que no fueran ni amigos ni un grupo ni nada. Pero fue tan bonito pensar que eran ellos. Sólo me quedó una duda: ¿Dónde estaba George? ¿Le llamaron para quedar a jugar al billar? ¿O cómo apenas hablaba decidieron que 5 ya eran demasiados? ¿Sería todo idea de John? ¿Y si él fuese el malo del grupo? "Imagine"

1 ingredientes:

IÑAKI dijo...

Hubiese sido mucho más redondo si el cuarteto hubiera estado en Liverpool... aunque si miramos de manera más Darvertida estaban EM una calle bastante "americana", por lo que cobra mucho más sentido :)

| Top ↑ |